2007/01/29

Nota al margen: Ciencias y letras


Se han llegado a llamar "las dos culturas", la de ciencias y la de letras. Dos culturas contrapuestas para desgracia de la una y de la otra. La expresión la popularizó Charles Snow en una conferencia pronunciada en Cambridge (1959):" La vida intelectual de toda sociedad occidental se divide cada vez más en dos grupos[...] los intelectuales literarios en un polo, y en el otro los científicos [...] Entre los dos grupos existe un golfo de mutua incomprensión, en ocasiones de hostilidad y antipatía, pero sobre todo de falta de entendimiento".

El Dr. José Manuel Sanchez Ron, físico e historiador de la ciencia, docente e investigador, en su discurso de ingreso a la Real Academia Española de la Lengua (19-10-2003) titulado ” Elogio del mestizaje: historia, lenguaje y ciencia”, destacó, de forma magistral, lo importante del mestizaje de las dos culturas, que deberían encontrarse unidas, “ pero que desgraciadamente no lo están”. A este respecto afirmó algo que considero esencial: “No son muchos los científicos que son capaces de educar y conmover [...] Es preciso ir más allá de la mera divulgación, penetrar en los ricos y alambicados dominios en los que se funden el ensayo, la divulgación y la literatura”.

Desde esta web, dentro de mis posibilidades, he perseguido ese mestizaje del que habla el profesor Sánchez Ron, acercándome a la belleza de la ciencia y tratando de trasmitir la emoción que produce. Eso creo que lo puede experimentar cualquier persona, entienda mucho, poco o nada de ciencia como ocurre cuando vamos a ver una buena película o leemos un buen libro. No creo en las buenas películas que sólo las aprecian una minoría, y con los libros o cualquier expresión humana pienso que ocurre lo mismo. Las grandes obras son imperecederas y universales.

En esta línea, "Libro de Notas" me da la oportunidad de realizar una columna mensual que se llamará "Ciencias y letras". Os espero cada mes desde el próximo primer día de febrero.

Postdata:Gracias al comentario de un lector he encontrado este artículo, sobre la interacción entre arte y ciencia, en la Revista Canadiense de Ingeniería Química.
Y esta página sobre el Museo de las Artes y las Ciencias de la Universidad Ben-Gurion.

La revista canadiense de referencia tiene una página fija en cada uno de sus números, llamada "Art & science" que siempre trata aspectos de la interacción sobre arte y ciencia:"Art will be used as a means to illustrate science, and science will be shown as instrumental in creating art". Muy interesante.

8 comentarios:

Jesús A. Pazo Núñez dijo...

Hay algo todavía más lamentable: que en este país sólo se consideren "cultura" las humanidades, mientras que las ciencias son consideradas como algo oscuro y técnico. De este modo, a cualquier persona con formación científica tiene unas nociones básicas de humanidades (como saber quién escribió "El Quijote" o más o menos cual fue el siglo en el que la tendencia artística dominante fué el barroco) sin embargo gente con una amplia formación de humanidades no tiene ni idea de qué es una célula, qué son las leyes de Newton, qué es un logaritmo... si se lo contaron en la escuela se le olvidó. Esto es realmente lamentable, y trae consecuencias prácticas en el desarrollo de la sociedad (todas negativas). La ciencia también es cultura.

Salvador dijo...

Muy cierto Jesús, aunque algo se está moviendo. En la gente de "letras" que me visita veo inquietud y ganas de saber más. Al menos sobre lo más básico de la cultura científica.
Saludos.

Evil Preacher dijo...

De letras como soy, no puedo menos que dar las gracias a este y otros blogs que me están ayudando a acercarme a las ciencias.

Anónimo dijo...

Science and art are not separate from each other. They assist us in observing nature. With the help of science we can discover the routines of nature. Through art we can describe the emotions of nature.
Cheng-Dau Lee (Premio Nobel de Fisica)

Salvador dijo...

Through science we can describe the emotions of nature.
Saludos.

Ivan dijo...

Hola, soy Iván (de mesetas.net)

De todas maneras las separaciones desde hace mucho no son así, está todo mucho más "fractalizado˝ de lo que parece :)

Esto es, por ejemplo: están los antropólogos de la ciencia (aparte de otros que son o bien híbridos o que el objeto de trabajo es híbrido). Y la sociología en general se ha refinado mucho en estos sentidos.

Bruno Latour por ejemplo. Él se vio llevado hace 30 años a estudiar un laboratorio, las prácticas, etc., un sistema de "acciones", articulaciones..., inscripciones... etc. De ello en resumen se saca una especie de epistemología bastante excitante, donde el asunto de "la verdad" tiene que ver con los obstáculos al flujo de inscripciones... teóricas/experimentales... o a veces mucho más sociales.

Tras ver esto, siempre pienso que las ciencias en realidad nunca se deberían reducir a singular "la ciencia", y que hay muchas ocasiones en que ciertas partes de las ciencias articulan o se cargan con aspectos mucho más "sociales" que otras para aquello de "fundamentar su verdad", etc.

El que la física teórica sea paradigma para algunos es peligroso, por ejemplo (eso por no mirar ya dentro de ella, de la "física teórica", lo plural que es en sí). Es "peligroso" en cierto sentido, da pie a cadenas de "equivocaciones", como las de Sokal-Bricmont cuando simplificaban toda una tradición intelectual, una especie de "contra la filosofía", quejándose de los usos o malos usos de los conceptos científicos.

Yo en cierto modo he tenido que buscar teorías como estas de las que hablo, híbridas, debido a que me he encontrado con la increíble y chocante ambigüedad de nuestra sociedad, las potenciales ambigüedades de una sociedad donde de un día para otro por los medios de comunicación pueden propagar inexactitudes con fines lucrativos y basándose en "la verdad científica". Obviamente ocurre también tanto de parte de intereses ("capitalistas" si quieres llamarlos :) ) asociados a la ciencia (farmacia, etc.) como desde los intereses
asociados al oscurantismo más banal, que ambas cosas tienen no sólo cabida, estúpida y estupidizante cabida, ambas, sino que por la naturaleza de los medios de comunicación y la sociedad el ritmo de cambio, de "meter miedo", etc. puede ser tan grande o aparatoso.

Las palabras siempre son palabras para empezar, por eso que "el alma" nunca está en el cerebro, es una palabra :)..., y "la verdad" es algo que debe estar articulado, algo relativo a una estabilización de articulaciones, y es necesario en cada caso mirar despacio hacia aquel "plural" que decíamos: el de "ciencias" y no "ciencia", en cada caso donde el adjetivo "científico" es aplicado, es muy necesario ver el papel de las articulaciones, la preponderancia o no de las articulaciones que conjugan laboratorios con medios de comunicación, con empresas, etc. etc.

Por tanto también es una cuestión "política" muy importante el problema "ciencias/letras", afecta al estatuto de los expertos en una democracia que posiblemente haya que "ampliar", como hace Latour en sus libros teóricos, "a las cosas". (No nos metemos aquí a hablar del sentido en que la democracia sea algo en realidad existente y "ampliable")

En mi dominio tengo algunas cosas sobre Latour, ah y también aprovecho a enlazar mi especie de llamamiento para hacer un grupo de trabajo sobre la teoría de categorías (en matemáticas): aquí pido tal cosa :).

saludos

Salvador dijo...

Gracias por tu comentario, aporta una visión compleja del asunto. La separación ciencias/letras es un problema educativo. La educación debe ser integral: en el conocimiento, en el sentimiento y en la libertad,aceptando la responsabilidad y el esfuerzo personal para superarse.
Un saludo.

Jesús A. Pazo Núñez dijo...

Parece que hay más gente que piensa como yo.