2007/07/14

Nota al margen: ¿Todo de cuerda?



Parece que todo está hecho de cuerda, incluso el espacio y el tiempo podrían emerger de las relaciones, más o menas complejas, entre cuerdas vibrantes. La materia-materia, que tocamos y nos parece tan sólida y compacta, ya sabíamos que está casi vacía, pero no imaginábamos que era tan sutil como una cuerda de energía vibrando. Los átomos, las galaxias, los agujeros negros, todo son marañas de cuerdas y supercuerdas vibrando en diez u once dimensiones espaciotemporales.

La cuerda es cuántica y gravitatoria, de sus entrañas surge, como por arte de magia, la partícula mensajera de la fuerza de gravedad: el gravitón. Funde de forma natural las dos teorías físicas más poderosas de que disponemos, la mecánica cuántica y la relatividad general, y cuando se convierte en supercuerda -con mayores grados de libertad- es capaz de describir bosones y fermiones, partículas de fuerza y de materia. La simple vibración de una cuerda infinitesimal podría unificar todas la fuerzas y partículas fundamentales.

De la misma forma que el éter fue desterrado por los experimentos y la genialidad de Einstein, como sustrato necesario para la transmisión de ondas electromagnéticas, parece que el espaciotiempo será también desterrado por las supercuerdas, como no necesario, como simple subproducto. Extraño mundo, cada vez más complicado y lejos del menos_común_de_los_sentidos. Ya nada es lo que parece, y sólo estamos empezando a descubrir de qué está hecho de verdad.

De cuerda, puede que esté hecha la monotonía, de supercuerdas la felicidad y de minicuerdas la desdicha. De cuerdas está formado nuestro cerebro y nuestro corazón, pero ¿qué tipo de cuerda hace vibrar nuestras ilusiones o nuestros sentimientos?. Puede que la realidad sea todavía más sutil y que las cuerdas estén lejos de representarla completamente. Al final, puede que la Teoría del Todo "definitiva" se parezca a un precioso poema, bello, elegante y conciso. Unos cuantos versos que todos entenderemos y al leerlos nos harán felices.


- Teoría holográfica y gravitación.
- Supercuerdas, ¿lo podrán explicar todo?

7 comentarios:

Sergio L. Palacios dijo...

¡Cuánta belleza hay en el mundo y, lo mejor, cuánta belleza por descubrir!

Salvador, gracias por este bellísimo post.

Salvador dijo...

Un saludo amigo.

Alejandro dijo...

Hermosisima reflexión.

Salvador dijo...

Afortunadamente, creo que he conseguido transmitir lo que quería. Gracias amigos.

Miski dijo...

Poético final...lo de las supercuerdas, no sé, no me termina de gustar o tal vez es que nunca me lo explicaron bien; o tal vez es que es la puntilla que acabará con las teorías del genial y entrañable Eistein y eso da penilla. Un saludo.
PD: haber si nos puedes iluminar sobre si la Paradoja EPR y la transmisión cuántica rompe todos los esquemas de la física, por lo de la transmisión instantánea de información, como tenía entendido, o se ha superado o explicado esta contradicción. Gracias por el blog.

Salvador dijo...

En realidad es la continuación natural de su intento de unificación. Tal como le gustaba a Einstein,la teoría de supercuerdas es pura geometría.

Si que pienso dedicar alún proximo post a la paradoja PDR.

Un saludo.

Anónimo dijo...

esta teoria la observe por primera ves en la escuele a a la que concurro con mi profesor cino que le encanta todo esto y me parecio importante todo lo que no sabiamos hasta ahora jaja

ledesma mauro de E.E.T.F.F ( mercedez bens arg)

chao