2011/10/18

Fractales naturales y una reflexión informal


Reflexión informal sobre la fractalidad del mundo.


Fractal es un objeto matemático discontinuo, roto, fracturado. A primera vista, algo extraño, ajeno, que sin embargo impregna todo nuestro mundo. Lo que tocamos, lo que somos, por donde nos movemos... todo es fractal. Simplificamos la realidad para poderla entender, nos quedamos con la simplificación, sacamos su esencia y la convertimos en saber, pero la simple continuidad observada por doquier es una quimera.

Todo son simplificaciones. Si una línea real la ampliamos, veremos una inmensa cantidad de imperfecciones, de discontinuidades, que se incrementan según el aumento con que las observemos. Cualquier superficie lisa esconde multitud de cortes y hendiduras. Simplificamos y tratamos así de construirnos un mundo más sencillo, que no siempre está tan cerca de la realidad como creemos.

La continuidad de la materia ya se vio rota por el átomo, materia discreta que forma la materia "continua" que vemos y tocamos. Después se rompió la continuidad de la energía por obra y gracia del cuanto de acción ( h ) . La energía pasó a estar cuantificada, en “paquetes” de mayor o menor magnitud, según su mayor o menor frecuencia de vibración. La realidad pasó a ser granulada, como una película fotográfica. El cuanto de acción, que define el mínimo "grano de realidad", no permite un grano más fino y , a la vez , estable... Las consecuencias fueron terribles: el cuanto acabó con la nada, con el vacío, por pura incompatibilidad.


El vacío absoluto y estable suponía un grano infinitesimal, inexistente, suponía un cuanto de acción nulo, que no existe. El vacío absoluto y estable, la nada, desapareció y dejó en su lugar a un inmenso fractal llamado el espacio-tiempo.

Todo fractal esconde algo entre sus innumerables quebrados y vericuetos. ¿ Qué escondía la nueva nada? Escondía partes de ella misma, y dejó al descubierto la incertidumbre de Heisenberg, el mínimo "grano" de realidad.

Reedición de la entrada de La bella teoría de hace unos tres años.

+++ Teoría del caos (Instituto Astrofísico de Canarias)

3 comentarios:

Bosco dijo...

Lo decís de una manera tan bella, que merecerías tener razón.
Sí, me imaginé como un conjunto de datos hermosamente consignados dentro de esas tunitas verdes que en tu ilustración representa el fractal del espacio-tiempo. Existiendo de la misma y plena manera en que existo, pero al mismo tiempo siendo algo muy distinto a lo que imagino que soy

Salvador dijo...

Un saludo y gracias, Bosco.

Trini - juegos de cocina dijo...

al decir que impregna todo el mundo, ya me viene a la mente ideas panteístas, no que apoye ese sistema de pensamiento.. no sabría decir si es verdad, pero de que hay alguna fuerza superior que lo abarca todo y esta en todo, es así.. hasta lo puedo sentir