2015/10/31

Teoría de cuerdas, números primos y conjetura de Goldbach

La consistencia de la teoría de cuerdas con la que se intentaba explicar la fuerza fuerte, a finales de los 60, requería de 25 dimensiones espaciales en lugar de las 3 usuales,  y además sólo contemplaba partículas bosónicas. A principios de los años 70, para corregir la falta de fermiones, apareció la teoría de supercuerdas y se establecía una simetría entre bosones y fermiones llamada supersimetría. Ahora la consistencia de la teoría requería de “sólo”  9 dimensiones espaciales.

Trayectoria de una cuerda cerrada: Imagen de Tecnociencia.com

En ambos casos el exceso de dimensiones se resuelve con la compactificación de 22 o de 6 dimensiones. Como curiosidad podemos observar que 9 es el cuadrado de 3 (primo) y 25 es el cuadrado de 5 (primo), y por otra parte 22 es 2x11 (primo) y 6 es 2x3 (primo). Como los números primos y sus propiedades siempre resultan interesantes empecé a imaginar una posible ley de formación basada en cuadrados y dobles de primos.


Así, siguiendo la secuencia de los números primos al cuadrado tendríamos:


(Primo_inicial2 -3)/2 = Primo_final {Fórmula inicial}, es decir…
(32 -3)/2 = 3;    (52 -3)/2 = 11;    (72 -3)/2 = 23;    (112 -3)/2 = 59;    (132 -3)/2 = 83   …


Empieza a fallar en el 17, pero sigue cumpliéndose para el 19, 23, 29, 31, 37 y 41. En el 43 vuelve a fallar, pero si en lugar de restar 3 restamos 11 vuelve a cumplirse la ley para 17 y 43. Conforme intentamos seguir observamos que la fórmula inicial deberíamos cambiarla por otra más general:


(Primo_inicial12 – Primo_inicial2)/2 = Primo_final {Fórmula final}


Por desgracia, pronto nos damos cuenta de que la expresión se cumple tanto para un cuadrado de primo como para cualquier otro cuadrado de número impar. Está más que claro que los números primos nunca son tan fáciles de domar. “Conociéndolos” no es difícil asegurar que una expresión tan sencilla, utilizada como generadora, no cabe en su alma indómita.

Conjetura de Goldbach

En realidad la expresión no es otra que la llamada conjetura débil de Goldbach: “Todo número impar mayor de 5 se puede escribir como suma de tres números primos”. Pues:
 Primo_inicial1 2 = Número_impar = Primo_inicial2 + 2xPrimo_final 


Por otra parte, la llamada conjetura fuerte de Goldbach dice:” Todo número par mayor que 2 puede escribirse como suma de dos primos”. Enunciado terriblemente sencillo, y diabólico por la extrema dificultad que entraña probar su veracidad.


“En teoría de números, la conjetura de Goldbach es uno de los problemas abiertos  más antiguos en matemáticas. A veces se le califica del problema más difícil en la historia de esta ciencia. Concretamente, G.H. Hardy en 1921 en su famoso discurso pronunciado en la Sociedad Matemática de Copenhage1 comentó que probablemente la conjetura de Goldbach no es sólo uno de los problemas no resueltos más difíciles de la teoría de números, sino de todas las matemáticas” (Wikipedia).


Y para acabar:
Empezando desde el 3 hasta el 127, los 30 casos en que hemos probado la expresión con la {Fórmula inicial}, en  20 ocasiones ha resultado cierta con la resta del 3. En algunos otros casos funcionaba restando el 11 o el 27, por ejemplo, tal como se ha comentado más arriba. En ocasiones se encadenaban varias veces los resultados. Por ejemplo:

(72 -3)/2 = 23 (primo) =>  (232 -3)/2 = 263 (primo) =>  (2632 -3)/2 = 34583 => (345832 -3)/2 = 597 991 943 (primo) ... el siguiente paso ya no da un número primo: 178 797 181 946 457 623, pues sus factores primos son 23*37*3152147*66653759.

El porcentaje de fallos/aciertos de la expresión {Fórmula inicial}, con la resta de 3, en los 30 primeros casos (n=30) es de 1/2. Con n tendiendo a infinito posiblemente el porcentaje tienda a cero, pero corrigiendo el 3 por el 11, el 27 o cualquier otro número primo (como hemos visto en alguno de los casos) el porcentaje será mayor de cero... Como podéis observar cualquier pequeñísima parcela que deseemos estudiar del campo de los números primos se vuelve más y más intrincada e interesante, y la mayoría de las veces parece como el agua que intentamos retener y se nos escapa entre los dedos.

Los siguientes post  nos  aportan un poco más de información sobre cuerdas y números primos:
  



Un abrazo amigos.




3 comentarios:

Anónimo dijo...

Conjetura de Goldbach (demostrada) por Andri Lopez.

Aplica la lógica mathemática, indicando dos conjuntos, uno para los primos y otro para los no primos:

{ p; p_{1}; p_{2};.......}su suma como es obvio es siempre (2N).

{(2a+1); (2b+1); (2c+1);......} la suma de los impares no primos es (2B).

Aplicando el proceso de descomposición de todo par tenemos que.

(2a+1) + (2b+1) = 2B
(2a+1) + (2c+1) = 2B_{1}.

[(2a+1)-2)] + [(2b+1) + 2] = 2B

Por lo tanto siendo (2a+1)el menor de los impares no primos, tenemos que

[(2a+1) - 2] = p

A su vez si [(2b+1) + 2]\neq (2c+1).

entones [2b+1) + 2] < (2c+1) con lo cual.

[2b+1) + 2] = p_{n}

Y así sucesivamente.

resumiendo.

TODO (2N)= [(p + p_{n}); (p + (2a+1)); (2a+1) + (2n+1); p_{n} + (2n+1)]

Publicado en: http://www.hrpub/journals/jour_info.php?id=24 Vol 3 (3) 2015



Salvador Ruiz Fargueta dijo...

Muchas gracias amigo. Un abrazo.

Salvador Ruiz Fargueta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.