2006/10/06

DIOS DIJO:"QUE NEWTON SEA"


Tengo sobre la mesa el viejo y manoseado libro que aparece en la figura. Lo abro por el capítulo III y leo:
“DIOS DIJO;”QUE NEWTON SEA (*)”... “ El año en que Galileo moría en su reclusión de Florencia, un niño prematuro, bautizado con el nombre de Isaac, nacía en la familia de un agricultor del Licolnshire apellidada Newton. Durante los primeros años de escuela Isaac no dio signos de su futura grandeza. Era un muchacho enfermizo, tímido, más bien retrasado en sus estudios. Lo que le sacó de este estado fue su primera riña con un compañero de la escuela que, además de ser uno de los mejores estudiantes de la clase, era muy agresivo hacia los otros muchachos. Al recibir un golpe en el vientre que le asestó este camorrista (cuyo nombre se ha perdido para la historia ), Newton le desafió a luchar y le venció a causa de su "espíritu superior y resolución". Después de haber ganado en el aspecto físico, decidió completar su victoria en la batalla de la inteligencia y, trabajando esforzadamente, llegó a ser el primero de su clase. Después de ganar otra batalla con su madre que quería dedicarle a la agricultura, entró en el Colegio de la Trinidad a la edad de 18 años y se consagró al estudio de las matemáticas. En el año 1665, Newton tomó su grado de bachiller en artes sin ninguna distinción especial."

Cuando yo tenía unos 15 años en mi primer viaje, con mis padres, a Madrid me lo compré y empecé a leerlo. Su lectura me atrapó como sólo pueden hacerlo los buenos libros a esas edades. Consiguió que imaginara la aventura de la ciencia como una aventura más, y a sus personajes como los protagonistas de los libros de piratas y aventuras.

George Gamow, en su prólogo ( Univ. De Colorado, 1 de junio de 1960) dice:” En el presente libro, he intentado seguir un camino intermedio ( entre los libros de texto y los históricos) exponiendo lo mismo el proceso de Galileo que las leyes fundamentales de la mecánica por él descubiertas o presentando mis recuerdos personales sobre Niels Bohr junto con una detallada discusión del modelo del átomo de este físico... espero que este libro servirá para que los jóvenes lectores ( y acaso algunos viejos) sientan el impulso de estudiar Física; esta es su finalidad principal.

El libro se divide en los siguientes capítulos:
I. La aurora de la Física.
II. Las edades oscuras y el Renacimiento.
III. Dios dijo:"Que Newton sea".
IV. El calor como energía.
V. La edad de la electricidad.
VI. La revolución relativista.
VII. La ley de los cuanta.
VIII. El núcleo atómico y las partículas elementales.

Este post pretende brindar a este libro y a su autor mi pequeño homenaje y el de mis posibles lectores. ( Después de esto me voy a comprar una edición moderna del libro y a retirar, a un merecido descanso, la edición super-antigua de la foto).

(*)De unos versos de Alexander Pope (1688-1744):"La Naturaleza y sus leyes yacían ocultas en la noche; Dios dijo:"Que Newton sea", y todo se hizo luz."

7 comentarios:

Javier dijo...

Yo también leí (y conservo) el libro de Gamow y también a mí me impactó en su día la belleza de su historia de la física.
Quizá haga ese libro especialmente impactante el hecho de que cuandose escribió la divulgación científica estaba mucho menos extendida de lo que está actualmente

Salva dijo...

Además nos acercaba más a las personas que fueron los grandes físicos, no sólo a sus descubrimientos.

Fede dijo...

Excelente libro, yo lo uso como libro de texto en mis clases de Física de Bachillerato. A los alumnos les acaba enganchando, mucho más que los aburridísimos libros de texto convencionales. Ah!, felicidades por el blog.

Salvador dijo...

Gracias Fede.Espero tenerte pronto por aquí.

Anotnio dijo...

¡Coño! ¡No sabía que alguien más hubiera leído ese libro!

Yo me lo compré por un euro en una especie de rastrillo que hacen en Valencia, al lado de Mestalla, entre revistas porno ochenteras y material por el estilo... fue la mejor compra que he hecho por allí.

Sencillamente, me encantó. Lo cuenta todo de forma concisa y sencilla, rigurosa pero comprensible para cualquiera (¡incluso para mí!).

Gracias por habérmelo recordado.

Anónimo dijo...

uno de los mejores libros de física. Si este libro se leyera entre los 14-16 años, por parte de muchos alumnos de bachillerato de nuestro pais, la calidad y vocaciones de los futuros físicos e ingenieros subiría extraordinariamente

Salvador dijo...

Es lo que me pasó a mi. Un saludo.